Los fondos extranjeros apuestan por las renovables españolas

Las energías limpias captan el interés de fondos de inversión y protagonizan algunas de las operaciones más importantes de este año.

Los grandes fondos extranjeros y empresas internacionales han puesto su foco en el negocio de la energía renovable en España, como se puede comprobar con el análisis de algunas de las principales operaciones anunciadas o completadas en lo que va 2016.

Además de la compra de Renovalia por parte de Cerberus, el fondo de inversión estadounidense compró cuatro parques eólicos a Sinia Renovables, Comsa Renovables, Esif y Renovis que, en conjunto, alcanzan los 105 megavatios de energía eólica por importe de 175 millones de euros.

Otra de las operaciones destacadas en el sector de energías renovables fue la protagonizada por Nordex y Acciona Windpower, que el pasado mes de abril culminaron su fusión para crear un líder mundial de la industria eólica. El acuerdo suponía una doble transacción en virtud de la cual Nordex adquiría Acciona Windpower por 785 millones de euros y Acciona, a su vez, se convertía en el accionista de referencia de la nueva compañía, con un 29,9% del capital.

Por su parte, EDP Renováveis, filial del grupo portugués EDP (antigua Hidrocantábrico en España), vendió el 49% de una cartera de parques eólicos a Vortex. Esta sociedad, gestionada por EFG Hermes, un banco de inversión de origen egipcio, se nutre de fondos de inversores de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), integrado por Baréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

Asimismo, la sociedad Céfiro, liderada por Corporación Masaveu, cerró un acuerdo con Bridgepoint el pasado mes de febrero para la adquisición de distintos activos renovables de Borawind con una potencia conjunta instalada de 330 megavatios. Por otra parte, como ya ocurrió en 2015, los activos inmobiliarios mantienen el atractivo y gran parte de las transacciones implican a este sector.

Así, entre otras operaciones, en los siete primeros meses del año se cerraron la compra de una cartera de activos comerciales por parte de Invesco a Gonuri Harizartean por 358 millones; la adquisición por parte de Carrefour de una cartera de hipermercados a Eroski por 205 millones; o la compra por parte de CBRE Gobal Investment del centro comercial ABC Serrano, así como de un inmueble comercial en la calle Preciados por casi 140 millones de euros.

Fuente Expansión