5 previsiones de futuro en la eficiencia energética

Predecir el futuro es una práctica muy arriesgada en el ámbito de la eficiencia energética. Pero En Ovocen hemos encontrado una serie de tendencias  recogidas en CLEAResult, una empresa de consultoría internacional que ha reunido a diferentes profesionales del campo de la eficiencia energética que  abarcan diferentes sectores como el tecnológico, la política o la arquitectura para ofrecer las posibles claves en 2016 y años venideros.

Vamos a verlas.

1. Tecnología LiFi

¿Qué es LIFI? Un nuevo término que hace referencia a Light Fidelity o lo que es lo mismo, comunicaciones por luz visible. Es la tecnología de comunicación basada en la luz que usa ondas de luz en vez de la tecnología de radio para dar datos. Es decir, con esta tecnología, las lámparas LED compatibles con Li-Fi pueden hacer llegar los datos a velocidades extremas. La tecnología LiFi aumentará el valor ofrecido por los sistemas de iluminación, dando la ocasión de reunir y compartir datos. Las compañías tecnológicas del sector de la iluminación empezarán a incorporar Li-Fi en muchas de las luces de techo para conseguir transferir datos e información a una velocidad alarmante, en realidad, su velocidad es 100 veces superior a la del WiFi tradicional.

2. Evolución en los programas ante la demanda 

Tecnologías de software y dispositivos móviles no sólo están cambiando nuestra vida día a día, están cambiando la forma en que los servicios públicos aseguran la comunicación  de la red y se comunican con el consumidor  o los usuarios en tiempo real. Con el auge de la tecnología en la nube, análisis de datos y las redes sociales, los servicios públicos están recurriendo a la demanda del comportamiento de respuesta,  programas que combinan el poder del análisis en tiempo real y la comunicación para llegar a los usuarios obteniendo un mayor control  y facilitando acciones administrativas tanto para los usuarios como la administración.

3. Los vehículos eléctricos en la red

Las ventas de coches eléctricos sube sin parar. Los servicios públicos tienen que adaptarse y crear estrategias para ayudar a conectar el nuevo parque automovilístico a la red. La demanda de vehículos eléctricos no va a crecer sin un compromiso más activo que abarca desde los fabricantes a los concesionarios de automóviles incluyendo las administraciones. El año 2015,  terminó con unas ventas de vehículos eléctricos superiores a las 75.000 unidades en Europa, un ascenso del 48,5% respecto a 2014.

4. Nuevos servicios de iluminación en la industria

Muchos sectores de la industria buscan actualizar su iluminación “antigua” por los nuevos leds, pero uno de los mayores obstáculos era el costo inicial. La aparición con fuerza de la “iluminación como servicio” va a cambiar este aspecto. Los proveedores de servicios cambian las luces ineficientes con soluciones nuevas y eficientes energéticamente, sin costo alguno para el empresario. Los proyectos son pagados a través del ahorro de energía y mantenimiento que el proveedor rinde en última instancia. Las actualizaciones de contratos ya son una realidad y opción válida que el empresario deberá de considerar con fuerza para mejorar su eficiencia energética

5. HEMS aumento del ahorro en el hogar

Los sistemas de gestión de energía en el hogar, los llamados  HEMS (Home Energy Management Systems) van más allá del medidor inteligente o de un sistema conectado. Engloban tecnologías innovadoras para ahorrar, generar y almacenar energía en el hogar. Por ejemplo, la batería Tesla Powerwall. Además estos sistemas proporcionan datos valiosos y un mayor ahorro para los usuarios finales. Un sistema que es fácil de implementar en los hogares y que pueden incluso proporcionar información sobre los servicios públicos.

Estaremos pendientes de nuevas predicciones, tendencias y actualizaciones sobre el futuro de la eficiencia energética.